Inspección de Estado del Contenedor

 

  • Antes de cargar.
Inspección técnica para detectar averías que impidan su utilización así como la verificación de sus mecanismos de cierre.
Inspección ocular verificando la prueba de hermeticidad antes del llenado para comprobar la no penetración de luz en su interior y considerar si es apto para su uso.
 
  • En caso de accidente.
Detección y reporte de las averías y se determina si se encuentra en buen estado para continuar su trayecto a su destino o de lo contrario, determinar su sustitución inmediata.